Año Internacional de las Montañas: una celebración hecha para Caldas

Carlos Julio Castillo Ríos.  Profesional Especializado de CORPOCALDAS.

¿Cuáles son las razones de conmemorar en este 2022 el año internacional de las montañas por las Naciones Unidas?

En este año 2022 se viene celebrando el Año Internacional del Desarrollo Sostenible de las Montañas, y fue proclamado por la Asamblea General de las Naciones Unidas, mediante Resolución emitida el 8 de diciembre de 2021. Esta celebración tiene como finalidad crear conciencia acerca de la importancia de las montañas para el crecimiento sostenible del planeta. Asimismo, promover el uso sostenible de los ecosistemas montañosos.

En 1992, según el Centro para el Desarrollo y el Medio Ambiente (CDE)  de la Universidad de Berna, las montañas recibieron significativa atención política en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD), también conocida como “Río 1992” o “Cumbre de Río para la Tierra”. Por considerar que las montañas son frágiles ecosistemas de gran importancia para toda la humanidad, se les asignó un capítulo dentro de la Agenda 21, el plan de acción de las Naciones Unidas que surgió de la conferencia.

El mundo está compuesto por seis grandes ecosistemas, aunque algunos ecologistas afirman que son siete y otros que son ocho.  Sin entrar en debates, los ecosistemas más representativos son los ecosistemas marinos, los ecosistemas de agua dulce, los ecosistemas desérticos, los ecosistemas artificiales y los ecosistemas montañosos.

Los ecosistemas de montaña se caracterizan orográficamente por su sus medianos y altos relieves, y a nivel de biodiversidad por la abundancia o riqueza en especies vegetales y animales. Según la ONU alberga el 15% de la población y más del 50% del agua dulce que se suministra a nivel mundial y de este punto radica su gestión sostenible como prioridad mundial para la preservación de nuestra especie. En Colombia por ejemplo los ecosistemas de montaña están representados en la región andina, y es la zona más poblada del país con alrededor de 34 millones de habitantes y la zona económicamente más activa de toda la cordillera de los Andes.

Denominados como cordilleras en algunas partes, y en otras como sierras, ese conjunto de ecosistemas de montaña son referenciados globalmente por su importancia económica, geográfica, ambiental y paisajística como los Pirineos, los Alpes, los Cárpatos, los Himalayas, las Rocallosas, y para Suramérica Los Andes.

La Cordillera de los Andes es una cadena montañosa ubicada en la costa occidental del continente Sudamericano, la cual atraviesa el territorio de 7 países a lo largo de sus más de 7000 kilómetros de extensión, constituyendo la cordillera más larga del planeta Tierra. Esta cordillera alberga en su sector central a la segunda meseta más extensa del planeta en Bolivia y, con altitudes medias de 4000 metros, se encuentra conformada por los volcanes más altos de la Tierra y las montañas más altas de todo el hemisferio Occidental.

La gestión ambiental de los ecosistemas de montaña, tiene diferentes manifestaciones, principalmente desde diferentes ordenamientos y planeación normativa planeación de Cuencas (POMCAS), planeación del recurso hídrico, planeación de gestión del riesgo climático y por desastres naturales, planeación de los páramos, planeación de áreas protegidas, y en general otro tipo de planificaciones que buscan conservar y aprovechar sosteniblemente estos ecosistemas.

La región generalmente se incluye como región de alto significado en los Planes Nacionales de Desarrollo por la diversidad económica e institucional y el aporte al Producto Interno Bruto que presentan sus departamentos a la nación, tanto así que institucionalmente, en materia de regulación ambiental, tienen influencia 16 Corporaciones Regionales Autónomas (CAR), siendo la Corporación Autónoma Regional de Caldas la que tiene jurisdicción en los 27 municipios del Departamento.

Como elemento de gestión integral de las montañas se destaca el Paisaje Cultural Cafetero Colombiano, por ser un ejemplo de adaptación humana a condiciones geográficas difíciles sobre las que se desarrolló una caficultura de montaña. Aunque no todos los municipios del departamento de Caldas se incluyeron en la declaratoria de la UNESCO, la mayoría de estos entes territoriales tienen como base principal del ingreso familiar el cultivo del café sembrado en las montañas.

Los pueblos cafeteros de Caldas cuentan con infraestructura turística que permiten a los visitantes disfrutar de la arquitectura de la colonización antioqueña, así como de la gastronomía típica de las montañas cafeteras y el acervo cultural de sus habitantes. Los visitantes pueden alojarse en los cascos urbanos y luego visitar lugares turísticos locales en las zonas rurales.

Adicional al paisaje cultural cafetero existen otras montañas  emblemáticas por su atractivo paisajístico y que permiten el acceso o incluso alojamiento a los turistas, como son: los Parques Nacionales Naturales Los Nevados y Selva de Florencia; los ecosistemas de páramo de Sonsón y los Nevados que pasan por Marulanda, Salamina, Aranzazu, Neira, Manizales y Villamaría.

En general, Caldas es un territorio conformado por montañas, localizado entre las dos grandes cuencas de los ríos Cauca y Magdalena, por esta razón en este Año Internacional de las Montañas, el departamento se convierte en una relevante biodiversidad de bellezas paisajísticas, incluyendo su cultura como componente esencial del proceso civilizatorio cultural adaptado a estas vertientes.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *